domingo, 21 de septiembre de 2014

En Camino Barcelona

Los doce alumnos, el profe (agachado a la derecha), un chico que pasaba por allí (agachado a la izquierda) y yo (encajonado al bies)

El pasado jueves, 18 de septiembre, fui invitado a hablar sobre el microrrelato en general y más concretamente sobre los aparecidos en este blog. La invitación vino de parte de Miguel Torres, amigo mío desde chiquitos, y profesor en la escuela Camino Barcelona desde bastante menos.
Camino Barcelona es una academia donde imparten clases de español para extranjeros (que no sean hispanos, obvio). En esta ocasión había tres rusos (Luci, Diana e Igor), dos británicos (Daniel y Susy), una belga (Berenis), una alemana (Isabel), un frances (Teo), dos italianos (Nel.lo y Martina), un taiwanes (Chen) y un croata (Marin).
Yo, en mi empanada personal e intransferible, intenté explicarles mínimamente lo que es la microficción. Para a continuación, tras haber tenido dos días para pasear por el blog, pasar ellos a hacerme una tanda de preguntas, en las que me cuestionaban sobre expresiones que utilizo en relatos aquí aparecidos o, incluso, el significado total de algunos de ellos. En esta ocasión, y contando con la dificultad del idioma, les expliqué lo que yo quise contarr, lo que partía de mí hacia el resto; pero también les dije que podía no ser lo más correcto, que en muchas ocasiones hay lectores que sacan una conclusión mucho mejor que la del propio autor. Porque como ya se sabe la microficción, como la poesía, tiene tantas versiones como lectores.
Para acabar, les propuse un ejercicio para elaborar en grupos de tres, en el que en menos de cincuenta palabras debían escribir un micro en los que debía aparecer dos incluidas: alpargata (propuesta por mí) y camino (que propuso el profe benévolo). El resultado fue sorprendente. Realmente, Miguel está haciendo un gran trabajo. Como ejemplo, intento transcribir aquí uno de los resultados.

PASOS 
Hay unas huellas en la arena que si las sigues llevan camino del agua. Pero, al llegar a la playa, no hay nadie, sólo unas alpargatas.

Pena me da que no sea  mío. 
Muchas gracias, amigo, por la experiencia. Chicos, fue un placer sentir el interés que poníais. Muchas gracias, Camino Barcelona.

domingo, 14 de septiembre de 2014

DELIA LUNERA

Ilustración de Juanlu para el mes
Cuentan que a Delia le entró una noche la luna llena en su cuarto. Que le pilló desprevenida y no pudo hacer nada por evitarlo. Ni tampoco supo luego cómo echarla. Que la dejó jugar a las comadres con la luna de su armario. Hasta que se cayó en el vaso de agua que tenía sobre la mesilla, y se deshizo como una pastilla efervescente. Que creyendo hacer lo que debía, se la bebió de un trago. Y que es por eso que a todos los niños que sacan a pasear en cochecito, Delia se los quiere comer a besos.

Relato que fue SELECCIONADO en Esta Noche Te Cuento en agosto. El tema de ese mes era "Bajo la luna llena". Ha resultado ganador junto a otros dos de Paloma Casado y Mar González. Y acompañado por siete finalistas de altura. CLICA y te lleva a ver todo el fallo del jurado y el resto de relatos. Si lo haces AQUÍ, vas a ver el trabajo Juanlu,y sus Ilustraciones Para Un Loco.

domingo, 7 de septiembre de 2014

DESAMPARANDO


Una tía mía perdió a su marido en la feria, la de Albacete. Y nosotros la estamos perdiendo a ella. Es cierto, así es. Y no es que se le extraviara como un niño al que le sueltas de la mano. No. Es que se lio con la rubia que repartía las escopetas de balines donde los feriantes y se fue con ella a vivir una vida de tómbolas encadenadas. Desde entonces mi tía, que se llama Amparo, cada siete de septiembre y hasta que finalizan diez días después las fiestas, se pasea por Los Redondeles al caer la tarde. Pero casi sin mirarle al pasar, cree ella. Por si se ha cansado de la víbora oxigenada y los disparos, dice, y no se atreve a venir a casa a pedirme perdón. Así, al volver de madrugada, cuando llega al Pincho, aun mira para atrás, como lechuza, y lo busca por si ha cambiado de opinión en el último momento.
Pero este año se le ve más desamparada que nunca. Ya casi no es ella, tía Amparo. Y si te fijas, tiene una ceja más levantada que la otra. No la puede disimular ni repasándola con lápiz negro. Y es que se ha pasado todo el verano concentrada apuntando a culebrillas por el campo, y disparándoles con una escopeta de perdigones que encontró. Para verlas retorcerse antes de morir, cuenta, y contemplar cómo se van resecando bajo el sol, sin amparo, de la meseta.

Relato que ha resultado finalista en el II CERTAMEN DE MICRORRELATO "Sucedió en la Feria". Concurso que convoca, y desarrolla de forma impecable, el Club de Lectura "La Biblioteca", de Albacete, Felicísimo por este regalo a la vuelta de vacaciones. Decir que, por supuesto, prometo volver a participar el próximo año. 
Si clicas en este enlace, te lleva a conocer el resto del Fallo. Gracias, de nuevo, a toda la organización. Y felicidades al resto de finalistas y ganadores.

domingo, 31 de agosto de 2014

Yo en QUIMERA

Portada de septiembre

A partir de mañana, 1 de septiembre, estará en los kioskos el nº 370 de QUIMERA, la Revista de Literatura de más prestigio y renombre de las que se publican. Y ya, ya lo sé, no se lo va a creer ni el tato, pero, ¡¡en ella van incluidos varios de mis relatos inéditos!! Sí, sí, de los pertenecientes al libro que Talentura va a publicar antes de que acabe el año, el De Lo Que Quise Sin Querer. Vamos, que son como un adelanto de éste, como una muestra (de esto sobre todo de confianza por parte del equipo "quimérico"). 
Contando con que por esta publicación han pasado autores como Clara Obligado, Ana María Shua, Jesús Esnaola, Juan Jacinto Muñoz Rengel, Manu Espada, Isabel González, David Roas, Susana Camps, Ángel Olgoso o Javier Sagarna entre otros, la verdad es que, ahí en medio, me siento como si fuera paseando por Manhattan, con los brazos caídos, embobado, mirando los rascacielos tan altos y luminosos. 
Sí clicas en la portada te lleva a ver el sumario completo, y si el lunes te acercas al kiosko, te la llevas a ella enterica y en papel. Yo, de mientras, me voy a poner otro poquito la mascara de oxígeno.

domingo, 24 de agosto de 2014

NEVERADAS

Imagen del concurso


SOMBRA

Hoy te has dejado la sombra en la bañera. Te la he tendido. Recógela antes de que apriete el sol.


SECRETO

Un secreto: vivo aquí contigo aunque no me veas. Otro: sé imitar tu letra perfectamente. Ya ves. Nunca te creerán.



Cuentos para el Andén tiene un pequeño concurso continuado en el que en a partir de una palabra propuesta, has de escribir un mensaje añadiéndole tú 19 más de tu cosecha. Yo participé en dos ocasiones y estos fueron, con Sombra y Secreto, los que dejé en la puerta de la nevera.

martes, 19 de agosto de 2014

3. LUCI NACIONE (Amanita Vulgaris)

Ilustración: Martuka
Textos: Miguelángel Flores

Tercer personaje del muestrario De la A a la SETA. Se trata de LUCI NACIONE, cuyo nombre científico es Amanita Vulgaris. Así de resuelta y alegre se expresó cuando nos hablo de sí misma:

"Soy entre moderna y atrevida. Practico el top-less porque puedo. Me entusiasma el sushi, la música fusión y trasnochar. Y ahora estoy aprendiendo a bailar sevillanas. Voy ya por la tercera. La profe dice que soy alucinante. Y es verdad".

Colección completa expuesta en ETSY.

domingo, 10 de agosto de 2014

PENA VECINA


Según la madre, la última vez que vio a la niña eran las siete de la tarde, hora en la que la envió a buscar los huevos del corral y ya no volvió. Desesperada lloraba maldiciéndose una y otra vez.
Los llamados a concejo guardaban silencio en torno a ella. Tras cada bocanada de palabras de la desdichada, había un ligero corrimiento de miradas y suspiros entre los asistentes. Las vecinas la iban abrazando, lloraban con ella y le hacían caricias por turnos. Alguien le trajo un poco de caldo caliente del que bebía cuando le apremiaban a hacerlo.
Cuando pareció más calmada, el regidor se puso en pie, carraspeó y propuso que, como era tarde y la noche estaba oscura, mejor iniciar la búsqueda por la mañana. Todo el mundo estuvo de acuerdo. En eso y en que Honorada, que también era viuda, se quedara a pasar la noche con ella. Así, después de que, uno a uno, le fueran dejando cerca alguna palabra de consuelo, se retiraron.
Siempre era parecido tras ser convocados a campana tañida por este motivo. Casi idéntica escena desde aquella primera vez, cuatro años atrás, en la que la niña realmente desapareció.

Relato con el que participé en el III Concurso de Microrrelatos Leonardo Barriada. Certamen organizado por la Asociación Félix de Martino de Soto de Sajambre (León), y en el que el tema de este año era EL CONCEJO. Entre los finalistas hubo unos cuantos amigos con muy buenas propuestas.