domingo, 25 de enero de 2015

BOICOT

Foto Casera

Si alguien se hubiera decidido a abandonar la mesa, acercarse y felicitarle también el año, enseguida habría notado algo extraño en su cara. Y habría sabido, casi seguro, interpretar al momento ese parpadeo repentino y acelerado de sus ojos, ese boqueo de pez sin agua, de labios sin aire. Habría captado, sin duda, el brusco cambio de actitud corporal del adolescente impasible, de nariz desproporcionada y flequillo demasiado largo, siempre adherido al sofá. Quizá entonces, un golpe seco a tiempo entre los omoplatos, una sacudida de hombros, un grito desmesurado, una brusca compresión en el abdomen habría bastado para rescatarlo de esa vereda sombría y sin retorno, recién emprendida al llegar la duodécima campanada. Y probablemente, después de ese día, en esa casa continuarían consumiéndose las uvas, como postre durante todo el invierno y como rito de la buena suerte en noche vieja.

Relato con el que participé en Esta Noche Te Cuento en el mes de diciembre. El tema era "Tras las campanadas de fin de año". 
ENTC es un concurso anual en el que mi relato DELIA LUNERA se ha colado como uno de los DOCE finalista de 2014. El 28 de Febrero se conocerá el fallo final del concurso. Diosito, qué nervios!

sábado, 17 de enero de 2015

En DOCUMENTA y MICROSEÑALES



DOCUMENTA MÍNIMA es un colectivo que se dedica a la difusión del género breve y contribuye a ello mostrando en su blog casi a diario un libro relacionado con la literatura en diminuto. 
Pues bien, el pasado día 6 se decidieron por el mío y acompañaron la presentación con el relato Sobre Vuelos. Gracias, Raquel, Francisco, de nuevo.
Pincha AQUÍ si quieres ver esta y otras recomendaciones que hace la bitácora.


Seis días después mi amigo David Moreno, El Indio, publica en su blog, MICROSEÑALES DE HUMO, una reseña que no tiene desperdicio sobre De lo Que Quise Sin Querer. Y publica al tiempo dos de los micros incluídos, La ExplicaciónIndigestión. Desde aquí vuelvo a darle las gracias por su esfuerzo, por su tiempo y su opinión tan sincera.

David Moreno es escritor de microrrelatos y recientemente ha publicado su primer libro que lleva por título microSeñales de Humo, el mismo que el de su blog, muy conocido en la blogosfera. 
Y aunque yo no lo he acabado aún del todo, te lo recomiendo si te has enviciado en esto de leer en miniatura, porque yo con lo que llevo estoy disfrutando como un enano (como no podía ser de otra manera, claro). 
AQUÍ el enlace por si quieres saber más de él o de la forma de adquirirlo.

sábado, 10 de enero de 2015

ENTERAMENTE

Foto Casera
Lo cierto es que no sé cómo empezamos. No hubo un plan. Estas cosas no se calculan, suceden. Fue raro, eso sí, porque hasta entonces el miedo siempre nos había quitado el hambre, y en cambio...
Cuando ya no quedó nada, la miré a ella, que bajó la mirada, y a mis hermanos, y a mí mismo. Todos tan asombrados, tan rojos: tan expectantes y rojos. Entonces el pequeño eructó, pero ninguno nos atrevimos aún a sonreír; no aunque papá ya hubiera desaparecido enterito de nuestras vidas.

Relato que ha resultado MENCIONADO en el II Certamen de Microrrelato "Realidad Ilusoria", organizado un año más por Miguel Ángel Page desde su blog. En esta ocasión el ganador ha sido Francesc Barberá, al que felicito de nuevo. Si pinchas AQUÍ, te lleva a conocer el resto del fallo, repleto de amigos. 

sábado, 3 de enero de 2015

FINAL e INICIO de AÑO para DlqQsQ

Susana Camps
Después de la completa reseña que publicó de DlqQsQ (la abreviatura del título del libro, no pienses más) el gran FRANCISCO GIJÓN desde su Rincón y del adelanto que la Revista QUIMERA hacía del sumario de enero en el que recomendaba también el libro, después digo, y antes de acabar el año, vino la recomendación de SUSANA CAMPS en su blog: Los martes, Micro. Entrada que  me hizo compartir con Elena Casero y con Miguel Sanfeliu, vamos, de lujo. La Camps es escritora y profesora y una persona a la que admiro muchísimo por cómo es y por cómo escribe, aparte, claro, de quererla casi desde el principio. Desde aquí, de nuevo, gracias, Susana de mis entretelas, me supo y me sabe a gloria de la cara. 
Miguel Baquero

Luego, el primer día del año ha llegado otra gran sorpresa que me dejó durante un tiempo sin movilidad en los ojos ni en la boca. Y es la otra gran reseña, y van dos, que de De Lo Que Quise Sin Querer ha hecho MIGUEL BAQUERO, del que había oído hablar en alguna ocasión, pero del que no tenía el gusto de conocer su trabajo, y ha publicado, decía, en la Revista LITERATURAS.COM. De él he leído por ahí: "...es autor de novelas y cuentos y está considerado un maestro de la narrativa de humor." Y yo llorando porque no me había tocado la lotería. Desde aquí, todo mi agradecimiento a él y a todo el equipo de la revista.

Aprovecho ya para informar de que a partir de hoy, habrá una nueva página en este blog con enlaces a las reseñas y recomendaciones que vayan apareciendo de este hijo mío que tantas satisfacciones me está dando, y eso que aún lo estoy amamantando y no ha empezado a estudiar. Ay, el día que se me case.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Lunes "aviernado"


Este lunes pasado no fue como todos los lunes, no. Fue un lunes con sabor a viernes, que a su vez huele a fin de semana.
Y es que al levantarme me encontré con una gran sorpresa, la reseña que Francisco Gijón, escritor, divulgador y viajero (como él mismo se define) había hecho de De Lo Que Quise Sin Querer en su blog, EL RINCÓN DE FRANCISCO GIJÓN.
Creo que ya he ido explicando por los rincones del interné lo que me produjo su primera lectura: morirme en cada párrafo, quedarme después sin habla, mirarme los pies mucho rato... Vamos, lo normal cuando alguien te suelta un "pero qué bien hecho que has hecho esto", cuando tú sólo esperas y te conformarías con un "visto".  Tanto me llegó, que ahora intento espaciar sus lecturas para no empacharme, lo mismo que hago con las comidas que más me gustan. Así, cada vez, lo disfruto como el primer día. De hecho, en la segunda lectura, tres días después, a las seis de la mañana, me emocioné de nuevo, y esta vez con lágrimas de esas que no te dejan leer. 
Desde aquí quiero volver a darle las gracias (van unas cuantas y no me canso), por esa disección que ha hecho de mi libro, y a través de él, de mi persona. 
Solo me quedar decir que, comprendo que habrá gente que no esté de acuerdo con sus palabras, mucha tal vez (todos sabemos aquello de los gustos y los colores), pero lo que sí queda para siempre, diga lo que diga el que lo diga, y no puede borrarlo nadie, queda, digo, este lunes marcado con fosforito en mi calendario.

Pero ahí no acabó todo. Y es que antes de terminar el día, aun hubo otra sorpresa que añadir a este lunes casi feriado. Nada menos que en el sumario del próximo número de la revista QUIMERA (en la que ya aparecieron en septiembre relatos por entonces inéditos) que saldrá en enero, hacen referencia a De Lo Que Quise Sin Querer como uno de los libros recomendados.

Y siendo como soy, como somos la mayoría, contradictorio, puedo contar que al tiempo que tarareaba la famosa canción de Bob Geldof (mira, soniquetes que te atrapan un día tonto), me sentía maravillado con ese lunes pasado que me tocó vivir.

sábado, 13 de diciembre de 2014

LA VIRGEN

Foto casera. Nada qué ver con la auténtica.

Cómo va a ser esa la Virgen María tan negra y tan africana, le dije casi ofendida. Y no es que yo sea muy beata, soy creyente pero lo justo. Y tampoco por convicción, como la Hortensia, que va cada domingo a la iglesia, si no, dice que luego le reconcome toda la semana; no, lo soy porque nací así y ya está. El caso es que desde ese día, miro a veces la figura que compré en el paseo de Torremolinos, más que nada porque me dio pena aquel muchacho tan oscuro y tan triste, y pienso en ello. Pero hoy, me da hasta apuro contarlo, cuando han salido esas imágenes de la valla de Melilla, juraría por mis nietos que son mi vida, que a la escultura esta se le han escapado dos lágrimas como de barniz, o de savia de esa que tiene la madera por dentro.

Cartel de la Exposición
La semana pasada se inauguró la Exposición MATERIALES INANIMADOS en Espaidiarium, de la librería DIARIUM, en Barberà del Vallés. En ella participo junto a otros catorce autores y el fotógrafo Juan Muñoz, que ha puesto en imagen lo que nosotros en palabras (si clicas en su nombre te lleva a ver fotos del evento). Yo lo he hecho con este micro. La Virgen.  
Una expo que aún estará unas semanas y que no debería perderse nadie que viva cerca. Y casi ni que viva lejos.

sábado, 29 de noviembre de 2014

LA PRESENTACIÓN

ÉL Y YO. Y ELLAS. (Foto de Toni)

En los próximos días veremos fotos, vídeos y quizá crónicas del evento, pero hoy, primero de todo quiero, agradecer lo de ayer.

Dar las gracias a la gran, no, enorme, inmensa, sobrepasada acogida que tuvo DE LO QUE QUISE SIN QUERER en Barberà del Vallés.
A Mariano Zurdo, al que agradezco su desplazamiento desde Madrid, vía Valencia, donde también tuvo apuntalamientos para mi Elena Casero y su Donde nunca pasa nada, y que tantas cosas dijo que me hicieron casi perder la compostura nada más empezar.
Gracias a Ginés S. Cutillas, que hizo esa disertación tan minuciosa sobre mi libro, al que vi sobre la mesa diseccionado como a un pollo en la carnicería, con sus carcanadas, sus sobre muslos, sus alas, sus cuellos, pechugas e hígados. Todo por separado y rejuntado. Gracias por esa riña que me echaste por ser tan mal aprendiz.
Gracias a las Pendientes de un hilo (Gema, Mònica y Júlia), a Maria Lesmes. Al coro Set de Sol (del club de Tennis Sabadell) y a su director, Francesc Membrives, que, todos juntos, y bajo la dirección artística de Júlia Lora, se metieron a todo quisqui en la pechera desde el primer segundo que se levantaron de entre el público y sorprendernos a todos. Como si de una “flash movie” se tratara, de esas que te pillan en plena calle, el supermercado o en el metro.
A La Microbiblioteca, a Guri, Berta y todo el equipo, al personal del bar, gracias por la paciencia de todos ellos, su predisposición, su amabilidad todo el tiempo. Por hacer que uno se sienta en el salón de su casa.
A Diarium, por su implicación siempre con la vida en diminuto.
Gracias a los que vinisteis de tan lejos, autores o no. A Ana Fuster, la que más, que lo hizo desde Cartagena. No sabes cuánto te lo voy a agradecer para siempre. A Iván Teruel, de Figueras, a Isabel, Esther, Paco y Salva, de Puigcerdà. A todos los venidos de Barcelona, a Toni Vazquez, a Miguel Jimenez, Paz Monserrat, Xavier Blanco, Susana Camps, Marta López. Perdón si me dejo a alguien, que seguro, qué apuro. A todos los que vinieron de otras poblaciones cercanas o de esta, como Pedro Herrero, Antonia G. Lago, Francisco M. Marcos, Xesc López, Fernando Martínez, Mònica Sempere... (otro perdón de autor a autores).
Gracias a todo el público que se emocionó como yo, y algunos más que yo. A los que tuvieron que mantenerse de pie por falta de espacio. A mis compañeros de ex trabajo, a los venidos de Ca n’Oriac, a los amigos de toda la vida, la que viene de lejos (ya sabéis quienes, la vida es la misma) y la de ahora.
A los que no pudieron venir, pero mandaban su energía, algunos su corazón. Yo sentía un montón de bumbums aparte del mío. A los amigos de Madrid, Pablo, Lola, Sr. Ximens, Amparo, Ernesto, Manuel, Esperanza, Gloria, Jesús, Asúncion, Luis, Twanda, Juancho, no sé si me dejo a alguien, que a la misma hora brindaban por esta fiesta de aquí en otra de allí. También me llegó el chinchín de vuestras copas.
A mi familia, que siempre, siempre está ahí, lo haga bien o lo haga mal, hermanos (los de sangre y los de ley), sobrinos, suegra, madrina. A mi Toni, que estuvo todo el tiempo haciendo eso, de mi otro yo. No, mejor.

Y desde aquí, perdón y perdón a todos aquellos que por exceso de público y rebasando ya con creces el aforo máximo permitido, no pudieron entrar o tuvieron que hacerlo más tarde. La próxima vez, en una plaza de toros; eso, en la que la única muerte sea la mía, de gusto.