sábado, 28 de enero de 2017

Baño De Cortesía

Imagen de la misma web
Al estallar la vajilla entera a un tiempo, corrimos de la cocina al salón. En ese momento la tele explotaba como un obús, panorámico y de plasma. Espantados, huimos de nuevo, ahora hacia las habitaciones. Las camas habían desaparecido, tragadas por un suelo que ya tampoco existía. Fue difícil atravesar el largo pasillo, que se desmoronaba como un puente levadizo. Al final, volvimos a encontrarnos todos en el baño. Cada cual se acomodó como pudo. Llevamos aquí tres meses. Nadie se atreve a abrir la puerta del lavabo. No hacemos otra cosa que mirarnos unos a otros. Salvo cuando alguno quiere hacer sus necesidades, que entonces nos damos cortésmente la vuelta y cantamos bajito para que no se oiga nada.

Relato finalista de diciembre en La Microbiblioteca, en la categoría de castellano, junto a otros de escritores que admiro y aprecio; como Nacho Rubio y Rafa Heredero
Con esta mención vuelvo a tener ya asegurada mi presencia en el libro que se edita anualmente con los ganadores y finalistas del concurso. Ay, qué gusto.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DESPUÉS DEL COMENTARIO, DIME SI ERES TÚ O ELLO. Gracias