jueves, 10 de noviembre de 2011

Bienvenida

Y nada más existió hasta el próximo tren que silbó a lo lejos. Entonces, alguien dijo, es ese. Cogí mi vieja chaqueta rota, el casco de moto y un ramo de rosas robadas. No vayas a la estación, espérala en el cruce, dijo su abuelo. Todos me miraban. Es nuestro destino, dije, y partí. Me siguieron hasta la puerta. Supongo que sabrás reconocerla, dijeron a mi lado, han pasado muchos años del accidente. Claro que sí, contesté sonriendo, ha venido a traerme flores cada uno de noviembre.

Esta ha sido mi contribución esta semana a ReC (Relatos en cadena de la SER). En negrita, la frase de inicio.

19 comentarios:

  1. Ese final pone los pelos de punta, has escrito un relato de los que tocan la fibra.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Sin palabras, me ha dejado vamos a decir muda.
    Vamos a darle la vuelta a los relatos, algo de humor, vale?
    Anònima

    ResponderEliminar
  3. Lo de la duplicidad ha sido cosa de los nervios.......pa qué lo sepas.
    Anonima

    ResponderEliminar
  4. Paloma, sí, éste me ha quedado fibroso (como el pan moreno).
    Gracias, de verdad.

    Sí, Anónima, el próximo prometo que será ligero. Ya está bien de llantera.
    Ya está arreglado. Uy, pues no eres tú nerviosa, Anónima, madre mía... Un beso.

    Gracias, Sara, pelín negro, la verdad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Vaya! menudo escalofrío me ha dado, te lo tenía que poner, qué bonito por favor... ese final ha sido impresionante, de verdad de la buena!

    Adéuuu
    Esther

    ResponderEliminar
  6. Mirada triste a un suceso trágico del pasado con un reencuentro que abre la puerta a la esperanza de un futuro en otro plano, presuntamente feliz.
    Eso he entendido yo, al menos. Buen micro.
    Felicidades!

    ResponderEliminar
  7. Felicidades!
    Un gran relato, estremecedor...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Soy incapaz de expresar lo q he sentido al leerlo. No tengo palabras para describirlo.
    Un escalofrío me ha recorrido entera.

    ResponderEliminar
  9. Miguel Angel, ves como es Fernando, siempre buscando el lado positivo, que lo tiene, pero vamos como no organicen un guateque de zombis, poca fiesta veo en ese reencuentro.
    Me ha gustado, un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Esther. Veo que te gustan la emociones fuertes...
    Un beso, guapa.

    Gracias, Antonia. Es un gusto verte por aquí tan sovint. Un abrazo, campeona.

    Fernando, la felicidad casi siempre está a un lado o al otro, como en este caso.
    Un abrazo, desde el mismo lado.

    ResponderEliminar
  11. Mónica, esta vez os he separado. Gracias por tu comentario, me alegro que te haya gustado. Un beso.

    Eva,si ha sido como dices, es que está bien escrito y bien leído. Un beso, sobri.

    Jjajajaj, Xavier, es que me da que Fernando es más bueno que Flanders, jaja. Me alegro que te haya gustado, Xavi. Voy a ver lo tuyo, que creo que has colgado algo también. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Uff...
    Muy bueno y sobretodo emotivo

    ResponderEliminar
  13. MiguelÁngel, un buen relato para una difícil frase. Me ha gustado como las enlazado con un mundo paralelo que sólo se descubre al final.
    Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Todavía tengo los pelos de punta......

    ResponderEliminar
  15. Lidia, qué bien que vengas, que te guste, que te emocione, que comentes. Un besazo.

    Gracias, Don Jarque. Siempre es un placer verte por aquí. Me llena mucho que te parezca bueno. Un abrazo.

    Ay, Estrella, cuidaíto con la cosas de punta, que se clavan donde menos te esperas. Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  16. El final con sorpresa he de ser sincera que no me lo esperaba. Ha sido como una mezcla de terror y ternura adornada de muchas flores.

    Meha gustado,Miguel Angel.

    ResponderEliminar
  17. Me gustan esos detalles que se filtran en las grietas que quedan entre frase y frase. Eso denota saber hacer.

    ResponderEliminar

DESPUÉS DEL COMENTARIO, DIME SI ERES TÚ O ELLO. Gracias